Sep 21, 2017 in Artículos en ESPAÑOL, Diseño gráfico

¿Necesitáis contratar los servicios de diseño gráfico para vuestra empresa?
¿Queréis conocer los pros y contras de seleccionar a un estudio de diseño o a un diseñador gráfico freelance?

Hay muchas cuestiones a valorar antes de encargar cualquier trabajo a un profesional del diseño gráfico.

Deseo que este artículo os ayude a decidir por una u otra alternativa.
Para ello, os plantearé ventajas y desventajas de cada una de estas opciones:
Estudio de diseño, agencia de publicidad o empresa dedicada al diseño gráfico.
Diseñador gráfico freelance autónomo con larga y probada experiencia.


1. Empresa de diseño gráfico.

Ventajas

Conocimientos y versatilidad
Solamente en según qué casos, seguramente un gran estudio de diseño gráfico tenga la posibilidad de estar más al día de todo. Por “todo” me refiero a software, tecnología, materiales de imprenta, desarrollo de nuevas vías de comunicación, etc. Una gran empresa dispone de recursos y versatilidad, hay más profesionales detrás que pueden aportar sus conocimientos.
¡Claro! Repito que es en según que casos, ya que también hay empresas de diseño un poco obsoletas y que no se han modernizado por comodidad o pereza.

Nota: No significa que no existan diseñadores freelance súper evolutivos y profesionales, muy inquietos y que están en constante aprendizaje.

Fechas de entrega y “deadlines”
Posiblemente una agencia cumplirá con más certeza las fechas de entrega. De igual forma os digo que un diseñador freelance puede ser tremendamente serio y estricto en cuanto a entregas se refiere. En cualquier caso, también es esencial entender que los tiempos de entrega pueden variar mucho entre diseñadores gráficos.

Desventajas

Comunicación limitada
En raras ocasiones tendrás la oportunidad de hablar y comunicarte directamente con el diseñador gráfico que realizará o trabajará en tu proyecto de diseño.
Este factor, en muchas situaciones, y dependiendo de las características del trabajo, no es favorable.
En el proceso de diseño, pueden surgir dudas y malentendidos generados por los intermediarios.
Así pues, está claro que lo ideal es reducir al máximo la cantidad de emisores y receptores.
Comunicar y transmitir lo que deseas a una persona, directamente al diseñador gráfico que creará, optimiza muchísimo el desarrollo del proyecto, evita la inversión de horas organizando una información que no es totalmente real, para llamarlo de alguna forma, ya que no dejan de ser meras interpretaciones de cada una de las personas por las cuales ha pasado la explicación o planteamiento del proyecto de diseño.

Menor implicación
Una agencia o estudio suele abarcar varios proyectos al mismo tiempo, esto puede llevar a una implicación menor por parte de los creativos. La atención, la energía y el esfuerzo bien canalizadas (no diversificadas) son la base de todo buen resultado. En una agencia, a veces se priorizan proyectos por encima de otros.

Nota: Todo lo anterior me ha llevado a no aceptar encargos de estudios de diseño o agencias de publicidad. Me llaman, me solicitan mis servicios de diseño, pero siempre obtienen la misma respuesta, sean grandes o no sus clientes, no quiero ser subcontratada, necesito recibir explicaciones directas de quien “paga y decide”. Mi experiencia me ha demostrado que así es como trabajo más feliz, siempre consiguiendo un 100% de éxitos.


2. Diseñador gráfico freelance

Ventajas

Comunicación directa y trato personalizado
Como ya he comentado, la principal de todas las ventajas es la comunicación directa y ágil, la implicación y el trato 100% personalizado (al menos espero que así sea con todos mis competidores diseñadores gráficos freelance, ya estén en Barcelona, así como en el resto del mundo).

Nota: En mi caso, hace años que no hago reuniones físicas con clientes, y de igual forma, la comunicación siempre ha sido muy fluida, concreta y clara con mis clientes. Aunque no sea “tête à tête”, se pueden solucionar dudas, consultas o pulir detalles de manera eficaz y eficiente ya sea vía email, Skype o telefónicamente.

Tarifas de diseño más baratas
Los precios de un diseñador freelance pueden llegar a ser hasta un 70% más económicos, con la misma calidad que os puedan ofrecer grandes agencias o estudios de diseño gráfico. Se trata de buscar bien, encontrar a un diseñador gráfico que adore su profesión, que disponga de una demostrada trayectoria en el sector y que disfrute de muchas opiniones de clientes satisfechos.

Portafolio más real
Las muestras gráficas de un freelance acostumbran a ser más “de la vida real”. Son proyectos para empresas pequeñas, gente normal… Representan de forma bastante fiel la estética y línea del diseñador.

Nota: Reúno todos los requisitos enumerados más arriba.

Desventajas

Pagar a plazos no es posible
Como es de esperar, una gestión de pagos a plazos ni cualquier financiación no es fácil de asumir en el caso de un diseñador freelance.
Normal, al fin y al cabo, aunque su infraestructura es mucho menor que la de un estudio de diseño o una empresa gráfica ya establecida, un autónomo no puede dejar de lado sus ingresos mínimos para afrontar cada mes sus gastos de empresa.

Nota: Os debo informar que, en mis más de 27 años de profesión, sí he facilitado los pagos de mis servicios a varios clientes. Es una cuestión que valoro individualmente, en casos muy concretos y necesarios.


RESUMEN

Como habéis visto, la elección pasa por analizar muchos aspectos.
No hay una opción mejor que la otra.
Todo ello siempre va en función de lo que buscáis, vuestro punto de vista, cómo se adecua cada opción a vuestras necesidades, qué será más favorable para vuestro proyecto o incluso qué perfil de persona sois, qué expectativas tenéis a nivel desarrollo de trabajos… Entra en juego también un tema de credibilidad, convicción y confianza en el profesional de vuestra elección.

En términos generales podemos decir que:

Si sois una PYME, empresa familiar, negocio con facturación muy local, emprendedores, Start-Up, autónomos… es de suponer que os interesará más contratar a un diseñador gráfico freelance. Sus precios seguro que están en concordancia a vuestro bolsillo y presupuesto anual para invertir en proyectos gráficos. No por ello obtendréis una inferior calidad de trabajo, pero sí es cierto que económicamente os resultará una opción atractiva. Recordad que lo barato puede salir caro. Así pues, no baséis vuestra decisión con el único objetivo de ahorrar dinero contratando a un diseñador freelance y no a un estudio gráfico.

Si formáis parte de una gran empresa, ya sabemos que hay una tendencia a contratar empresas de diseño con “grandes cuentas”. También os debo indicar que justo antes de vacaciones, una compañía de Barcelona me solicitó servicios de diseño gráfico. Es una empresa conocida y con gran facturación anual (me reservo el derecho a revelar su identidad hasta que no se afiance nuestra relación comercial). Los encargados de dicha empresa tienen muy claro que no les apetece seguir trabajando con agencias de publicidad o grandes estudios de diseño. Precisamente están buscando diseñadores gráficos como yo, autónomos/freelance para crear, entenderse, transmitir lo que desean… sin comerciales, directores de arte o creativos en medios puestos… para llegar finalmente a un “becario machaca” que es quien realmente les va a hacer los diseños.


Espero haber ayudado a aclarar vuestras ideas respecto a una decisión importante para vuestras empresas y negocios.

En cualquier caso, os recomiendo que no dejéis de revisar mis tarifas de diseño gráfico, en el apartado GALERÍA. Al final de las muestras de trabajos, podréis revisar los precios de muchas piezas gráficas, desde un diseño de logotipo, pasando por diseños de rótulos, folletos y catálogos… cualquier creación puedo desarrollarla con el mismo cariño y seriedad que me caracteriza. ¡Así lo opinan mis clientes!

Si os apetece, podéis leer los comentarios de mis clientes en: Testimonios sobre la diseñadora gráfica de Barcelona, Sara Mompart.

Empresa de diseño gráfico versus diseñador gráfico freelance

Comparte si te gusta, gracias | Comparteix si t'agrada, gràcies — ;-)