Oct 17, 2017 in Artículos en ESPAÑOL, Diseño gráfico

El diseño gráfico va creciendo con la sociedad, junto con el entorno, también aprovechando la cultura con la finalidad de aportar valor a las empresas.

El diseño gráfico para empresas no ha sido siempre analizado de igual forma.

Es ahora, con la tecnología, internet y el cambio mundial hacia una digitalización, combinado con el aumento de competencia, que ha obligado a las empresas a replantear y analizar profundamente el papel que juega el diseño gráfico en nuestras sociedades.

El diseño gráfico ha pasado de ser “algo creativo” a integrar la esencia de una empresa, a convertirse en el elemento fundamental en la singularización de la forma, de la imagen de cualquier negocio o de un producto para así cautivar y seducir a un usuario final, cada vez más selectivo, activo e informado.

Las modas son, y han sido siempre, enemigas del diseño gráfico, el cuál necesita de creaciones perdurables, no pasajeras. Por suerte para todos, actualmente las modas ya no se toman con tanto dogmatismo, ello permite más libertad, mejor segmentación y optimización de los diseños para un público objetivo en constante evolución. Las empresas y empresarios lo tienen claro, ahora es esencial marcar línea empresarial y de marca, no cayendo en dirigir los esfuerzos hacia “modas efímeras”.

La importancia del diseño gráfico en las empresas es actualmente indudable e incuestionable.

Diseño gráfico para las empresas

El contexto multicultural que tenemos en nuestras sociedades fomenta claramente la conducción del diseño gráfico hacia caminos hasta ahora desconocidos. La cultura variada y los elementos de diversas procedencias nutre nuestro enfoque como diseñadores gráficos. Todo este conocimiento, correctamente canalizado y enfocado, nos marca un camino precisamente para encontrar respuestas a cualquier necesidad gráfica de las empresas.

El diseño gráfico siempre ha sido una profesión cambiante. Tiene una potente “cara polifacética”. Quienes hemos tenido la suerte de estar en el grafismo desde antes del mundo digital lo tenemos más que asumido.

Finalmente, también las empresas han comprendido para qué existe, respira y se mueve el diseño gráfico.

A mi parecer, ahora es el momento de aprovechar el filón de esta diversidad cultural, variedad social y aceptación empresarial para sacar el máximo partido a la capacidad creadora como diseñador gráfico freelance.

La ventaja de todo este sistema actual y de la globalización con internet es que ya no importa si te encuentras o no en Barcelona, crear para el mundo está en manos de todos los diseñadores gráficos… eso me resulta un reto y es un verdadero lujo.

Gracias por vuestro interés en este artículo intimista sobre el diseño gráfico para empresas.

Comparte si te gusta, gracias | Comparteix si t'agrada, gràcies — ;-)