Dic 26, 2017 in Artículos en ESPAÑOL, Diseño gráfico

Aunque Dieter Rams ha desarrollado toda su carrera como diseñador industrial, sus 10 principios del buen diseño son para mi una base en la cual fundamentar mi labor día a día.

Estas diez reglas son perfectamente aplicables a todas las facetas del mundo del diseño gráfico, industrial o de interiores.

Son esencia, son profundidad, son apertura de miras, son inspiración, son comportamiento, son ganas de vivir, son deseos de diseñar cabalmente…

El diseño gráfico no deja de ser precisamente una amalgama de todo lo que nos rodea, tanto a nivel visual, así como en la cara oculta de la estrategia para conseguir acciones de un target específico.

10 reglas del buen diseño

Los 10 principios del buen diseño
[Con mis acotaciones y comentarios]

01. El buen diseño es innovador: las posibilidades de innovación no están, de ninguna manera, agotadas. El desarrollo tecnológico siempre ofrece nuevas oportunidades para el diseño innovador. Pero el diseño novedoso siempre se desarrolla en conjunto con la tecnología innovadora, y nunca puede ser un fin en sí mismo.

02. Un buen diseño hace que un producto sea útil: se compra un producto para ser utilizado. Debe cumplir ciertos criterios, no solamente a nivel funcional, sino también psicológicos y estéticos. Un buen diseño enfatiza la utilidad de un producto sin tener en cuenta todo lo que pueda perjudicarlo.

03. El buen diseño es estético: la calidad estética de un producto es esencial para su utilidad, ya que los productos se usan todos los días, ejerciendo un efecto sobre las personas y su bienestar. Solamente la buena ejecución del diseño puede ser hermoso.

04. El buen diseño hace que un producto sea comprensible: aclara la estructura del producto. Mejor aún, puede hacer que el producto exprese su función haciendo uso de la intuición del usuario. En el mejor de los casos, es auto-explicativo.

05. El buen diseño es discreto: los productos que cumplen un propósito son como herramientas. No son objetos decorativos ni obras de arte. Por lo tanto, su diseño debe ser neutral y restringido, pero polivalente para dejar espacio a la auto-expresión del usuario.

06. El buen diseño es honesto: no hace que un producto sea más innovador, poderoso o valioso de lo que realmente es. No intenta manipular al consumidor con promesas que no pueden mantenerse.

07. El buen diseño es duradero: evita estar a la moda y, por lo tanto, nunca parece anticuado sino actual. A diferencia del diseño de moda, dura muchos años, incluso en la sociedad de hoy en día.

08. Un buen diseño es exhaustivo hasta el último detalle: nada debe ser arbitrario ni dejarse al azar. Todo tiene que estar previamente mesurado y analizado. El cuidado y la precisión en el proceso de diseño muestran respeto hacia el consumidor.

09. El buen diseño es ecológico: el diseño contribuye de manera importante a la preservación del medio ambiente. Conserva los recursos y minimiza la contaminación física y visual durante todo el ciclo de vida del producto. Este respeto hace del diseño un elemento ejemplar.

10. El buen diseño es el menor diseño posible: menos, pero mejor, porque se concentra en los aspectos esenciales y los productos no están cargados de elementos no esenciales. La pureza y la simplicidad son esenciales.


Una magnífica forma de transmitir la ideología, concordancia y línea por el diseño bien hecho, en conjunción con los 10 principios de Rams, es la que realiza VITSOE en su página: https://www.vitsoe.com/gb/about/good-design


¡Buena suerte y a diseñar!

Comparte si te gusta, gracias | Comparteix si t'agrada, gràcies — ;-)