Dic 20, 2017 in Artículos en ESPAÑOL, Diseño gráfico

Sí, soy diseñadora gráfica y trabajo desde casa.

Visto así no parece haber nada de original en ello ¿verdad?
Actualmente, hay cientos y miles de diseñadores gráficos freelance trabajando y desarrollando su creatividad en sus hogares.


Ahora es más factible diseñar y conseguir trabajos gracias a internet.

Con las comunicaciones, la facilidad de conexión desde cualquier lugar las 24 horas del día… ya no tenemos límites a nivel profesional, pero sí sufrimos una situación decrépita en el ámbito personal.

Justo ayer a las 22:23 h. recibí un mensaje vía WhatsApp. Se trataba de una solicitud para un diseño de logotipo y unos trípticos promocionales.

¿Contactando diseñadores gráficos a esas horas? Lamento ser tan clara, pero me parece reprochable y carente de ninguna consideración.

En mi sitio web aparece mi email por muchas secciones. En ningún momento digo que “atiendo WhatsApp” (seguramente lo colocaré en breve).

Lógicamente, decidí desde mis inicios como diseñador gráfico autónomo en 2009, que los mensajes de emails de mi cuenta de trabajo no se me descargarían en mi móvil. Es muy sencillo: solamente leo mails en cuanto tengo encendido mi MAC, y eso es de 7:30 a 16:30 horas.

¿Nos hemos olvidado de que la gente tiene vida privada o qué nos pasa? El mundo tecnológico nos ha facilitado las comunicaciones pero nos ha mermado muchas libertades básicas como puede ser disfrutar de una tranquila cena familiar.
Esta tecnología nos ha atado a lo que llamo: “dispositivos sin horarios”.

¿Todo vale y a todas horas? ¡Pues no! La verdad es que no puedo concebir el llamar a un albañil a las 10 de la noche porque necesito reformar el baño (por muy urgente que me parezca a mi). Ni tampoco a ningún otro profesional, por muy liberal, freelance o autónomo que sea. Trabaje o no desde casa.

Ya noté sustancialmente la diferencia cuando se popularizó el uso de móviles.
El aumento de visitas a mi web, desde los diferentes dispositivos, empezó a generarme cierta limitación de libertad para mis tiempos de descanso o de ocio.

Esta “hiperconexión” en la que estamos inmersos va “in crescendo” con los años. Y no estamos siendo conscientes al 100% de ello, al igual que tampoco analizamos las consecuencias nefastas de esta situación a corto y largo plazo.

Posiblemente, si nos hubieran contado hace unas décadas que estaríamos trabajando con esta “libertad”, nos habría costado de concebir pero seguro que le habríamos visto solamente los aspectos positivos.

Sí, por supuesto que basta con pocos medios para montarse una “oficina virtual” ¡pero a qué precio! (y no precisamente hablo del ámbito económico).

No paramos de escuchar noticias sobre la dificultad de las mujeres para conciliar la vida laboral y la vida familiar.
Pienso que actualmente, para las “diseñadoras gráficas madres”, al igual que para muchas otras mujeres con familia por atender, las cosas se nos han complicado en un 200%.


Con todo lo que os cuento no significa que no le vea ventajas a trabajar desde casa. Por supuesto, como con todas las cosas, tiene sus pros y contras.
A mi me vale la pena el gran esfuerzo por mantenerme como diseñadora gráfica trabajando desde casa. Tengo muchísimas recompensas y la balanza de cada una es lo que más cuenta. No todos los profesionales del diseño gráfico aspiramos a lo mismo, ni tampoco tenemos objetivos idénticos… así pues ya es a cada quién como prefiera vivir su historia personal y profesional.

Igualmente, espero que la sociedad se vaya mentalizando de que debemos dar tregua a los profesionales liberales, autónomos, freelance… durante los horarios “lógicos y estándar”, los cuales deberían ser dedicados a cuestiones familiares y de la vida privada de cada uno de nosotros.

Diseñador gráfico que trabaja desde casa como freelance plantea sus reflexiones

Hay un sitio web (en inglés) que me resulta divertido, en ocasiones profundo y a veces excesivamente “instrumento de marketing”, igualmente creo que se pueden sacar ideas interesantes y motivadoras para algunos temas: www.theworkathomewoman.com
Lamento no poder ofrecer un homónimo español para este estilo de sitio web.
Si alguna de vosotras localiza algo similar “Made in Spain” estaré encantada de saberlo.
Gracias mil.

Comparte si te gusta, gracias | Comparteix si t'agrada, gràcies — ;-)