May 25, 2019 in Artículos en ESPAÑOL, Diseño gráfico

Estamos llegando a la mitad del año 2019.

Seguro que vosotros, como diseñadores gráficos, os estáis planteando y sopesando los resultados del medio año que ya hemos pasado.

Tanto a nivel profesional como psicológico, el diseño gráfico nos llena, nos impregna… En definitiva ¡nos encanta!

¿Lo estamos haciendo bien? ¿Cómo podemos mejorar? ¿Deseamos optimizar nuestros negocios?


Os presento los 6 consejos más destacados que ayudan a re-plantearnos nuestro futuro como diseñadores gráficos.

1. Estar al día… de todo?

A pesar de que muchos de nosotros, sobretodo los que somos de la antigua escuela del diseño gráfico, queremos estar al día de todo, lo óptimo es la especialización.
Sip… debemos tener un buen nivel de todo el software que utilizamos, el cual nos ayuda a rentabilizar nuestras horas. Siempre hemos tenido este objetivo (al menos yo sí, desde que empecé a trabajar con un Apple MAC en 1989).
Pero… lo que es más importante es encontrar “QUÉ” (qué hacer para diferenciarnos), al “CÓMO” ya le daremos solución.

Conocer diferentes pilares nos da mucha riqueza a la vez de optar por uno u otro sistema, y así perfilar nuestra metodología.

Actualmente, estoy trabajando en proyectos muy diversos. Desde presentaciones interactivas para empresas de todos los sectores, diseños de catálogos industriales, catálogos de productos, así como los diseños de logo de toda la vida. E
En todos los casos, estar actualizada me ayuda mucho en las tareas del día a día.

2. No trabajéis solos.

Este punto está directamente relacionado con el anterior.
A día de hoy, es más positivo tener colaboradores que no intentar abordar y desarrollar todas las disciplinas gráficas y/o digitales.
Yo tengo un experto en WordPress y en APPS para móvil, con él cubro las necesidades de mis clientes a nivel programación y web.
Dispongo de un profesional inigualable para llevar a cabo proyectos de , y así con fotógrafos, redactores y traductores, entre otros.
Con un buen equipo, los trabajos saldrán con más calidad y profesionalismo.
Cada cual se esfuerza en su trabajo y se especializa. No todos somos buenos en todo ¡por suerte!

3. Queréis abrir fronteras, pero… ¿ya habláis el inglés?

Con internet se ha abierto el mundo a todo el mundo y todo el mundo en el mundo.
No hay que decir que hablar idiomas, especialmente el inglés, es “sine qua non” para: comunicarse con potenciales clientes, informarse de novedades, solucionar problemas de software, asistir a conferencias o cualquier info que salga a la red que, en la mayoría de casos, solo se puede localizar en inglés.
Así pues, abríos en el mundo, aprendéis bien el inglés y colocaos también por encima de vuestros competidores en el mundo del diseño gráfico.
Yo, por suerte, estuve 5 años trabajando a los USA, concretamente en Atlanta. Cómo podéis imaginar, mi inglés es de un nivel alto, casi nativo. A pesar de que tengo que reconocer que las lenguas se me dan muy bien (mejor que los números, esto seguro!).

4. ¿Sois buenos diseñadores gráficos? Pues comunicadlo a los cuatro vientos.

De poco sirve ser bueno en el diseño gráfico y que nadie lo sepa. ¡Trabajáis bien y también comunicáis bien!
Tenéis que buscar medios para daros a conocer, analizáis posibles formas de expansión de vuestros trabajos o galería de proyectos por la red, planteáis una estrategia de marketing… Hay muchos aperos para hacerlo, algunas de ellas son gratis y funcionan muy bien, eso sí, invirtiendo horas de vuestro tiempo con constancia y dedicación. Generar una reputación online es básico e imprescindible en la actualidad.

5. No estéis nunca sin diseñar…

Aunque no tengáis encargos de diseño o proyectos ¡no os paréis nunca! Os recomiendo de aprovechar las épocas de menos actividad de proyectos para trabajar por vosotros: podéis diseñar presentaciones multimedia, e-mailings, mejorar vuestro web, diseñar unas tarjetas para ir a networkings… ¡No dejéis de crear y diseñar!
Cualquier momento es propicio para experimentar con nuevas técnicas, o desarrollar un proyecto atractivo para vosotros y vuestra promoción como diseñador gráfico.
Sacarle partido a vuestro tiempo os fortalecerá como diseñadores y os dará solo satisfacciones.

6. Aprender a detectar “proyectos tóxicos”.

Sí, parece que todos los diseñadores gráficos lo tenemos claro ¿verdad? Pues no es nada fácil ver a priori los encargos que no son del todo lo que querríamos y lo que nos convendría. Con la excusa de diseñar para colgarlo a la galería, o colocarlo en el C.V…. muchas veces aceptamos proyectos que no son nada interesantes para nosotros, haciéndonos perder la oportunidad de coger otros que sí son favorables a nivel diseño vs. tiempo vs. remuneración económica.

Seguro que todos nosotros, como diseñadores gráficos, que formamos parte de esta sociedad tan cambiante, ayudamos de forma muy directa a la evolución.
Cualquier país, sociedad, comunidad… depende de la comunicación gráfica, al igual que los diseñadores gráficos nos nutrimos de esta “revolución y transformación”.


No abandonéis esta maravillosa profesión.

Disfrutad cada día de vuestros diseños.

Suerte a todas y todos con el diseño gráfico… ¡Y mucho trabajo!

Cualquier diseñador gráfico debe abrirse al mundo. 6 consejos para diseñadores

Comparte si te gusta, gracias | Comparteix si t'agrada, gràcies — ;-)